10 cosas indispensables qué ver en Bilbao

Lugar de una infraestructura tanto hermosa como moderna.

Una de las ciudades que ha crecido a pasos agigantados hasta convertirse en una gran urbe con una infraestructura moderna y de alto nivel es Bilbao. Si has pensado en hacerle una visita a esta enorme ciudad, aquí te decimos cuáles son las diez cosas indispensables qué hacer en Bilbao para que la disfrutes al máximo y puedas conocerla de pies a cabeza.  

En Bilbao, capital del País Vasco, la modernidad se mezcla con el pasado de manera armoniosa, conservando en excelente estado sus principales monumentos antiguos, mientras que su entorno natural que se compone de montañas, bosques y la asombrosa Ría desembocadura de los ríos Nervión e Ibaizábal que llegan hasta el mar Cantábrico. 

Sin más, te contamos cuáles son las cosas indispensables que debes hacer en la grandiosa ciudad de Bilbao, que no puede quedar fuera de los circuitos por el País Vasco.

Ésta hermosa ciudad se encuentra dentro de la comunidad de país Vasco en España.
Bilbao, España.

El Museo Guggenheim Bilbao

Lo primero que debes hacer es visitar uno de los lugares más significativos de la ciudad de Bilbao, nada menos que el impresionante Museo Guggenheim, cuya estructura asemeja ser un barco encallado justo a las orillas de la Ría de Bilbao

La construcción del museo estuvo a cargo del arquitecto norteamericano Frank Gehry, gracias a él, la ciudad dio un giro impresionante hacia la modernidad. La fachada metálica, de titanio y cristal, y sus columnas curvilíneas lo han convertido en todo un símbolo de la ciudad.

El museo es un importante referente para la cultura y las artes en Bilbao, resguarda magníficas obras de arte pertenecientes a varios artistas reconocidos como Anish Kapoor, Jeff Koons, Yves Klein y Eduardo Chillida, entre otros. 

Tomate una foto con el gigantesco arácnido de metal cuyo abdomen está repleto de huevos y que es denominado Maman, escultura realizada por el artista Louise Bourgeois; o con Puppy, un enorme cachorro repleto de flores, obra del artista Jeff Koons, escultura que resguarda las puertas del Guggenheim.

Este lugar es tan impresionante que se puede apreciar desde varios puntos de la ciudad, explorarlo por dentro y por fuera es una garantía, ya que expone lo más vanguardista de Bilbao y de otras partes del país.

Uno de los museos de arte contemporáneo más famoso del mundo.
Museo Guggenheim, Bilbao.

El Museo de Bellas Artes

Otro de los museos representativos de la capital vasca es el Museo de Bellas Artes, no sólo por el contenido artístico que resguarda en su interior, sino por su pasado histórico, ya que es uno de los museos más antiguos de Bilbao. 

En él se funden tanto el antiguo Museo de Bellas Artes que data del año 1908, como el Museo de Arte Moderno de 1924; esta unión tuvo efecto en 1945, fecha desde la que no han parado de abrir sus puertas y exhibir en conjunto una gran cantidad de obras de arte de diversos artistas, destacando sobre todo a los artistas más prestigiosos del País Vasco.

El Museo de Bellas Artes se divide en un total de 33 salas en las que se encuentran más de seis mil piezas de arte que van desde pinturas, dibujos, grabados y esculturas, de artistas como Paul Gauguin, Francisco de Goya o El Greco. Quedarás asombrado con las remodelaciones que se le han hecho al edificio, mismas que han tratado de mantener su esencia antigua con pinceladas de nuevos estilos.

Para que no te pierdas lo mejor del museo consulta bien sus horarios y los días en los que está disponible, y revisa cuáles son las exposiciones temporales que se exhiben. Como dato importante, hay que saber que el recinto abre sus puertas de miércoles a lunes en un horario de 10:00 a 20:00; así que organízate bien en tu  viaje y ve a este hermoso museo, que es uno de los lugares que visitar en Bilbao

Este museo es uno de los principales del país.
Museo de Bellas Artes, Bilbao.

La Ría de Bilbao

Nos vamos hasta la Ría de Bilbao, conocida también como la ría de Nervión que atraviesa la ciudad, en ambas orillas se localizan importantes edificaciones, dar un paseo por ella es indispensable para poder conocer desde otro ángulo la portentosa urbe.

Estos encantadores paseos por la ría se pueden realizar a bordo de alguno de los barcos para turistas que se ofrecen en puntos estratégicos a lo largo de la ría. Una vez arriba de la embarcación te dan detalles históricos sobre los edificios que se van viendo durante el trayecto.

Te recomiendo iniciar desde el centro, en el Puente del Ayuntamiento que se encuentra ubicado cerca de la plaza Pío Baroja ya que desde ahí podrás pasar por las Torres de Isozaki y la Torre Iberdrola, así como también, apreciarás en su máximo esplendor el Museo Guggenheim y llegarás hasta el Museo Marítimo.

Además, pasarás por debajo de los numerosos puentes que traen el pasado al presente como el Zubi Zuri, el de Arenal, la Salve, el puente de San Antón y, el más importante de todos, el Puente Vizcaya; alzado sobre la convergencia del mar cantábrico y la ría desde 1893 y que además fue declarado Patrimonio de la Humanidad

Hacer el recorrido te llevará alrededor de una hora, pero sin duda querrás que dure mucho más. Sin duda alguna, es una preciosa forma de conocer la ciudad y de acercarse a los monumentos que se deben ver en Bilbao. 

Es un puente colgante y transbordador de peaje.
Puente de Vizcaya, Bilbao.

Mercado de la Ribera

Ya que estás en la ciudad ve a uno de los mercados cubiertos más impresionantes, catalogado como uno de los más grandes de Europa: el Mercado de la Ribera, que seguro lo verás en el trayecto de tu viaje en barco por la Ría, pues se localiza a orillas de ésta, justo en el casco viejo de la ciudad

Su estructura del año 1929 es alucinante y por demás sublime, este edificio está compuesto por tres plantas, cuenta con enormes pasillos en su interior, lo que genera una sensación de espacio abierto por donde se filtra la luz. 

En el Mercado de la Ribera encontrarás harta variedad de productos comestibles como pescados, mariscos, carnes, fruta, verduras, vegetales, quesos entre otros productos. Estos puestos se mezclan con restaurantes y bares, amenizados con música de artistas locales, en donde podrás disfrutar de exquisitos platillos. 

Descubrirás inmediatamente que el estilo Art Deco, que cubre todo el exterior, se ha mantenido a pesar de sus remodelaciones. Un dato indispensable que debes saber es que el mercado cierra sus puertas los domingos, por ello es mejor anticipar la visita a dicho lugar para comprar en alguno de sus más de 60 puestos.

Este es el mayor mercado cubierto de Europa.
Mercado de la Ribera, Bilbao.

La Plaza Unamuno y sus alrededores 

Recorrer el centro histórico de la ciudad es otra de las cosas indispensables qué hacer en Bilbao. El centro está compuesto por siete calles antiguas en las que se sitúan diversos monumentos históricos; ahí encontrarás una de la plazas más encantadoras y alegres de la ciudad, la Plaza Unamuno, que es ni más ni menos que el punto de reunión de los bilbaínos y turistas que se concentran en dicho lugar para pasar un momento de cotilleo o iniciar la excursión por otros lugares de interés como la Plaza Nueva o la Basílica de Bilbao.

A su alrededor hay museos como el Museo Arqueológico y el Museo Vasco y a un costado encontrarás los escalones de las Calzadas Mallona.  La plaza está dedicada al escritor y filósofo Miguel de Unamuno, que, como sabrás, nació no muy lejos del lugar (a tan solo una calle); justo en el centro de la plaza se yergue un monumento en honor al escritor. 

Esta magnífica calzada cuenta con 207 escalones, dónde llegas a la Basílica de Nuestra Amatxu de Begoña.
Calzada Mallona, Bilbao.

Basílica de Nuestra Señora de Begoña

Desde la Plaza Unamuno ve a la Basílica de Nuestra Señora de Begoña, a la que puedes llegar una vez que hayas subido por los casi 213 escalones que se encuentran en las Calzadas de Mallona, aunque también puedes subir hasta ella mediante un elevador de paga que se encuentra por la plaza. 

La Basílica data del siglo XVI y en su exterior podrás apreciar el estilo gótico con detalles renacentistas con los que fue construida. Su historia es especial, pues se dice que en dicho sitio ocurrió la aparición de la virgen, y por tal motivo se levantó el edificio en honor a la Virgen de Begoña

No pierdas la oportunidad de conocer la talla del siglo XIII que personifica a la virgen, uno de los grandes tesoros de la basílica, o el retablo neoclásico del Altar Mayor. Si preguntas por la basílica es muy probable que te den el nombre de “Amatxo”, que es como se le denomina tanto a la virgen como a la iglesia. Maravíllate con esta obra de arte arquitectónica y no dudes en subir hasta ella, te aseguramos que no te arrepentirás. 

Este es un Santuario en honor a la Madre de Dios de Begoña, es la patrona del señorío de Vizcaya.
Basílica de Nuestra Señora de Begoña, Vizcaya.

La Catedral de Santiago

Yendo por la calle Bidebarrieta, otra de las icónicas calles de la ciudad, vas a llegar hasta la Plaza de Santiago, en donde a parte de ver hermosas construcciones a su alrededor, podrás conocer la Catedral de Santiago. Te sorprenderá que siendo una catedral sus dimensiones sean tan pequeñas, sin embargo, su belleza es imponente y justifica cualquier dimensión por grande o chica que sea. 

La Catedral de Santiago cuenta con tres naves de estilo gótico con el que inició su edificación, pero podrás darte cuenta de que no es el único estilo que está presente en su arquitectura. A pesar de que fue construida a finales del siglo XIV y principios del XV, fue en el siglo XIX que sufrió significativas remodelaciones en la fachada que ahora es de estilo meridional. Cuenta con dos pórticos cada uno de estilos diferentes, uno neogótico y el otro neoclásico.  

A pesar de la mezcla, la Catedral de Santiago se considera una de las mejores representaciones del arte gótico en el País Vasco, ya que es el estilo que predomina en el recinto. No dejes de explorar todos los recovecos que se encuentran escondidos en esta maravillosa Catedral y descubre por qué desde 1931 fue declarada Patrimonio Histórico y Artístico de España.

Este templo es declarado Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO.
Catedral de Santiago, Bilbao.

Azkuna Zentroa, una pieza de arte arquitectónico 

Hemos mencionado varias de las visitas indispensables en la ciudad de Bilbao y no nos puede faltar otra que también es elemental, la visita al Azkuna Zentroa, anteriormente denominado como la Alhóndiga, este innovador recinto es uno de los principales centros culturales con los que cuenta la capital y es uno de los más emblemáticos de la ciudad de Bilbao.

Fíjate bien en su estructura y descubre cómo fue que este antiguo almacén de vinos se convirtió en una de las mejores construcciones modernistas de Bilbao. Su rediseño estuvo a cargo de Philippe Starck, un prominente y reconocido diseñador industrial francés, que levantó el edificio en 43 columnas cada una con un diseño único.

El Azkuna Zentroa es una total obra de arte por dentro y por fuera, y lo podrás comprobar admirando su exterior que se mezcla con el estilo sobrio de las demás edificaciones que le rodean, mientras que por dentro es una explosión de arte con gran variedad de espacios coexistentes en sus entrañas como áreas de lectura, cafeterías, restaurantes, espacios donde se realizan talleres y exposiciones de arte, tiendas, bibliotecas, cines, gimnasios y hasta una piscina con suelo de cristal de última generación. 

Tengas o no un ticket para entrar a alguno de los eventos culturales o al cine, no dejes de ir a dar una vuelta por este impresionante lugar que no deja indiferente a nadie.    

Este lugar era un viejo almacén de vino, y ahora es un centro de ocio y cultura que debes visitar.
Azkuna Zentroa/ Alhóndifa Bilbao.

Teatro Arriaga

Por todo el casco viejo de la ciudad las edificaciones dan cuenta de las primeras construcciones medievales con las que nació Bilbao, así como de las que fueron surgiendo tiempo después. Una de las construcciones que se levantó con el paso del tiempo, justo en la Plaza Arenal a orillas de la Ría, es el magnífico Teatro Arriaga, que abrió sus puertas en el año 1890.

Cuando estés frente a él, no estarás frente a cualquier teatro, sino frente a uno de los más antiguos de la ciudad. Lograrás identificar fácilmente el edificio pues destaca por su belleza y su delicado estilo neobarroco de finales del siglo XIX.  El diseño estuvo a cargo del arquitecto Joaquín Rucoba y está inspirado en la Ópera Garnier de París, aunque en 1983 sufrió severos daños que fueron reparados rápidamente para que su funcionamiento no se viera mermado. 

Un dato interesante es que el edificio debe su nombre al compositor español Juan Crisóstomo Arriaga, un prodigioso músico español que fue considerado como “el Mozart hispano”. También debes saber que la agenda cultural dentro del Arriaga no cesa y sigue activa con lo mejor de la música y el teatro de la ciudad de Bilbao y de otras partes del mundo.

Edificio Neobarroco que fue creado por el arquitecto Joaquín De Rucoba.
Teatro Arriaga, Bilbao.

Monte Artxanda

Después de recorrer el centro de Bilbao y enamorarte de sus joyas arquitectónicas ve hasta el Monte Artxanda desde donde la ciudad luce realmente maravillosa. No te supondrá mucho problema llegar hasta él ya que existen diferentes vías: ya sea que decidas subir hasta el monte caminando e ir apreciando el recorrido, que es realmente hermoso, o si lo prefieres puedes tomar el autobús o el famoso Funicular de Artxanda que une a la ciudad con la cima del monte. 

Si decides por tomar el funicular, debes saber que éste está activo desde finales del siglo XIX y principios del siglo XX y su finalidad siempre fue y ha sido llevar a los bilbaínos y visitantes hasta una de las partes más bonitas de Bilbao.

Desde el Monte Artxanda no sólo podrás tener una fenomenal vista de la ciudad, que se extiende majestuosamente a los pies del monte, sino también puedes pasar una excelente tarde de ocio dando agradables caminatas por sus senderos arbolados o disfrutar de algún platillo o bebida en cualquiera de los restaurantes y cafés de la zona. 

Una vez que estés en el mirador del Monte Artxanda descubrirás por qué los lugareños llaman a la ciudad el “botxo”, que significa agujero en castellano, pues, literalmente, desde ahí la ciudad parece un agujero debido a que se encuentra en medio de las montañas.

En el monte también se colocaron dos importantes esculturas: “El Engranaje”, un homenaje al primer funicular de la zona; y “La Huella” un memorial a las víctimas de la Guerra Civil Española creado por el escultor Juan José Novella.

Hermosa vista, tarde de ocio, es lo que puedes descubrir en este maravilloso lugar.
Mirador de Artxanda, Bilbao.

 Descubre lo mejor de Bilbao 

Si te han entrado ganas de visitar esta maravillosa ciudad, entonces no pierdas la oportunidad de descubrir todo lo que puedes hacer y conocer en una de las ciudades más cosmopolitas del país y busca circuitos y viajes organizados por el País Vasco para que confirmes con tus propios ojos lo asombrosa que es Bilbao. Maravíllate con los atractivos de la ciudad y embárcate en una aventura extraordinaria realizando recorridos por puntos estratégicos e indispensables qué ver en la ciudad, mismos que se encuentran incluidos dentro de los circuitos por España.

¿Tienes alguna pregunta?