10 ideas sobre qué visitar en Asturias

Asturias Paraíso mágico.

Asturias es un verdadero paraíso natural. No es porque lo digan con orgullo los asturianos, es una realidad que cualquier visitante puede comprobar. Esta hermosa región forma parte de los circuitos por España que no te quieres perder. Y decimos que es hermosa porque en este principado al norte del país puedes estar un día en la montaña y al siguiente en la más paradisíaca de las playas, así que hay turismo para todos los gustos.

Además de sus increíbles escenarios naturales, que disfrutarás al máximo, sus ciudades tienen una vida social muy dinámica, con amplias opciones de entretenimiento. Y si eres de los que se inclinan más por los pueblitos llenos de encanto, pues hay muchos rincones asturianos que te darán gusto.

Los circuitos por Asturias y viajes organizados son la mejor opción para recorrer la provincia. ¿Te gustaría conocer algunos de sus principales destinos? En este artículo te damos 10 ideas sobre qué visitar en Asturias.

Mapa de la Comunidad de Asturias.
Mapa de Asturias.

Empezaremos desde la zona sur occidental, en la región de Somiedo, colindante con la provincia  de León. Subiremos un poco a la derecha hasta llegar al corazón asturiano, Oviedo, y nos dirigiremos nuevamente hacia el oeste pero esta vez con rumbo norte, hasta Cudillero. Desde este punto seguiremos la línea paralela al Mar Cantábrico, conociendo algunos lugares interesantes en el camino y no nos detendremos sino hasta Ribadesella, cuando descenderemos a la zona del Parque Nacional de los Picos de Europa. Remataremos el viaje subiendo nuevamente a la costa este del mapa asturiano.

Acompáñanos en este interesante recorrido para que tengas un adelanto de todo lo que puedes ver y hacer en Asturias.

1. Parque Natural Somiedo y la Braña de Pornacal

El estado de la naturaleza más puro lo encuentras en esta Reserva de la Biosfera, una zona montañosa salpicada con pintorescos pueblos donde un precioso conjunto lacustre de origen glaciar te espera. Estos lagos de montaña, que incluyen al más grande de Asturias (al que llegas desde el poblado Valle del Lago), son totalmente imperdibles.

Por supuesto, las rutas de senderismo no podían faltar. Las hay de todo tipo para que te animes si no tienes buena condición o si por el contrario eres un experto buscando nuevos retos. En el parque opera la Fundación Oso Pardo, que se ha encargado de la preservación de esta especie, así que despreocúpate en cuanto a conflictos sobre la incursión humana.

Los pueblitos coexisten con el hábitat natural en Somiedo. Llama mucho la atención al visitante la presencia de pequeñas cabañas en la zona de pastoreo. Estas brañas, como se le conoce al agrupamiento, dan un aspecto muy lindo a los valles por sus peculiares techos vegetales. La más famosa y de más fácil acceso es la Braña de Pornacal.

Naturaleza Pura.
Cabañas de Braña La Pornacal, Asturias.

2. Oviedo y la Senda del Oso

Hay dos rutas posibles para llegar a Oviedo desde Pola de Somiedo. Una es por la vía AS-227, con un trayecto calculado en 1 hora y 22 minutos para recorrer sus 79 km, o bien por los 75 km de la AS-265 y AS-228 para un viaje de 1 hora y 37 minutos.

Desde que llegas a la capital asturiana notas su estilo medieval y el arte prerrománico que la caracteriza y que es Patrimonio de la Humanidad. La ciudad es famosa por su bien preservado casco antiguo y por las reliquias resguardadas en su antigua catedral, un destino ideal para la peregrinación.

Si después de Somiedo te quedaste con ganas de más contacto con la naturaleza, a sólo 20 minutos de Oviedo puedes liberar al ciclista que llevas dentro. La Senda del Oso te adentrará en un camino de gran verdor que es ideal para disfrutar con toda la familia por su bajo grado de dificultad y su belleza. Hay dos opciones: la ruta Tuñón-Cueva Huerta y la ruta Tuñón-Ricao. Además del panorama y el ejercicio, podrás hacer una parada en el Museo Etnográfico de Quirós, el Parque de la Prehistoria y la Casa del Oso.

Belleza en su arquitectura.
Catedral de Oviedo.

3. Cudillero y el Cabo Vidio

A 50 km de Oviedo encontrarás uno de los pueblos más bonitos de España, una perla escondida entre los valles de tres montañas y que está rodeada por 30 playas. Esta antigua villa de pescadores es el punto que te regalará la mejor foto de postal de todo tu viaje. Sus coloridas fachadas y la vista a la costa desde cualquiera de sus ocho miradores así lo constatan.

Ya que te encuentras muy cerca, no te pierdas el Cabo Vidio, a menos de 10 minutos de Cudillero. Es un acantilado de 90 metros de altura que te quitará el aliento con el precioso panorama que conforma esta zona rocosa que se asoma al Cantábrico sin temor al vértigo.

Bellezas escondidas entre Mar y Montaña.
Acantilado Cabo Vidio  

4. Avilés

La tercera ciudad en importancia de la región asturiana significará un regreso a la zona urbana para disfrutar de sus alternativas para el ocio. El Centro Cultural Oscar Niemeyer es un punto de encuentro para todos aquellos que quieren disfrutar de su cartelera cultural: conciertos, teatro, cine, entre otras actividades.

Y como es bien sabido que la gastronomía asturiana es otro de sus puntos fuertes, Avilés se presenta como todo un agasajo al paladar. Para el buen ambiente, elige entre los muchos bares de tapas de la calla Galiana, te la pasarás sensacional.  

Si te quedas a dormir en Avilés, puedes salir temprano al siguiente destino y todavía llegar a desayunar, pues la distancia es de únicamente 29 km, tomando la ruta A8.

Eventos culturales y de arte para todos los gustos.
Centro Cultural Oscar Niemeyer, Avilés.

5. Gijón y sus pueblitos

Ahora toca el turno a la ciudad más poblada de Asturias, que es la última ciudad grande del viaje y capital de la Costa Verde. Además de playa y sol, Gijón tiene muchas cosas que ofrecer. Destacan el Jardín Botánico, la Laboral Ciudad de la Cultura, los Jardines de la Reina, el puerto deportivo y el Acuario. La escultura Elogio del Horizonte es otro punto imprescindible en Gijón.

Si a esto quieres sumar una escapada rural, en los alrededores podrás detenerte en distintos lugares encantadores. Uno de ellos es Llorio, con una iglesia románica del siglo XII, mientras que en Valdornón hay un sinnúmero de tradicionales horreos y paneras para admirar.

Contraste de ciudades a la orilla del mar.
Área de Gijón.

6. Playa de Rodiles en Villaviciosa

Menos de 25 minutos de trayecto por la A-8 te separan de Villaviciosa, en dirección al este y siguiendo el trazo por el norte asturiano. A Villaviciosa se le ha llamado la comarca de la sidra, con dos siglos de producción a sus espaldas, aunque la mejor prueba de veracidad de este mote es su delicioso sabor.

El estuario de la ría que transita serpenteando por 7 km hasta el mar es una zona protegida de nidificación de aves migratorias que te dará otro motivo para conocer uno de los mejores destinos de Asturias.

Entre un pinar de eucaliptos y considerada una de las 10 mejores olas de Europa para surfistas, la espectacular Playa de Rodiles espera tanto a los aventureros como a las familias que quieran divertirse en sus aguas.

Litoral Asturiano.
Playa de Rodiles, Villaviciosa.

PLUS: Mirador Fito

Si quieres detenerte a contemplar el magnífico escenario por el que estás transitando, haz una escala antes de la próxima población. El Mirador Fito está a 36 km de Villaviciosa y llegas por la carretera AS-260. ¿Qué vistas te ofrece? Por el lado sur tienes una mirada a los maravillosos Picos de Europa y al norte el Mar Cantábrico en todo su esplendor. Mejor, no se puede.

Disfruta de vistas únicas.
Mirador Fito, Caravia.

7. Ribadesella

No muy lejos, siguiendo por la A-8, se localiza Ribadesella. A 39 km de Villaviciosa y 20 de Colunga, si te detuviste en el mirador. Notarás que los destinos tienen mucha cercanía entre sí pero es que toda esta región tiene tal belleza que es imposible no parar en estos puntos.

Al descenso por el río Sella, cada 1º de agosto, se le ha nombrado Fiesta de Interés Turístico Internacional. Esto no es para menos, el evento se lo ha ganado a pulso. Incluso, hay un tren que corre durante la competición para que los aficionados sigan la carrera.

Ahora que, si lo tuyo es la historia, puedes visitar la Cueva de Tito Bustillo, uno de los santuarios de arte prehistórico más importantes del mundo y nombrado Patrimonio de la Humanidad. En Ribadesella también podrás contemplar las huellas de dinosaurios impresas en las costas.

Actividades extremas en familia.
Descenso río Sella, Ribadesella.

8. Cangas de Onís

Por si este viaje no se ha vuelto lo suficientemente fenomenal, a otros 20 minutos de distancia tomando la N-634 estarás en Cangas de Onís, que en su momento fuera la capital del Reino de Asturias y que muestra en sus estructuras el paso del tiempo y sus batallas épicas. Para muestra, tan sólo basta admirar su icónico puente romano, ¡irresistible para fotografiar!

De igual modo verás otros sitios tan bonitos como interesantes, desde la ermita de la Santa Cruz que tiene 6 mil años de antigüedad, hasta el precioso entorno de lagos y montañas. Aquí es el punto de salida para las expediciones hacia los Picos de Europa, así que podrás practicar senderismo y diversos deportes de montaña.

Estructuras de suma belleza.
Puente romano, Cangas de Onís.

9. Covadonga

¿Recuerdas que te dijimos que Asturias se distingue por su belleza natural? Pues si visitas Covadonga es que ya llegaste al Parque Nacional de los Picos de Europa y aquí te quedarás sin aliento por el increíble paisaje. Por si extrañabas los lagos y montañas de Somiedo, ésta es la oportunidad de retomar el ejercicio pero sobre todo la hermosa vista.

La distancia entre la anterior población y ésta es de apenas 8 km, por lo que la escapada a los Lagos de Covadonga es la acción natural a seguir al estar en la zona. Los lagos Enol y Encina conforman este espectacular conjunto. Son tan bonitos que no necesitan mayor presentación, sólo te falta apreciarlos en persona para constatarlo.

Pero si Covadonga es conocida por algo, eso es por la Basílica del mismo nombre. Este santuario es muy concurrido y uno de los obligados destinos para conocer en Asturias.

Un Santuario hermoso dentro de una cueva.
Santuario de Covadonga.

10. Llanes

Luego de estar en el interior asturiano, en este punto debemos volver hacia el noreste, en la costa de Llanes, porque sabemos que aún no te cansas de las preciosas playas cantábricas. Las mejores son Puerto Chico y Toró, aunque también hay espacio para conocer el lado histórico del pueblo si es que no te apetece nadar.

Esta parada medieval es sede de fiestas tradicionales y conserva un gran folclor. La muralla, el fuerte de la Moría, el Ídolo de Peña Tu y la iglesia de San Antolín de Bedón son algunos de sus monumentos y sitios de interés.

Hermosas playas.
Llanes, Asturias

PLUS: Playa de Gulpiyuri

En el mismo concejo de Llanes, al norte de Naves (desde donde debes llegar a pie), hay una belleza en miniatura. Le han llamado el mar más pequeño del mundo y es que, con sus escasos 40 metros de playa, efectivamente es una pequeñísima playa interior que parece emanar de las rocas. ¿El secreto? El agua atraviesa un túnel que se forma entre dichas rocas y que separa a la arena del mar.

Monumento Natural.
Playa Gulpiyuri, Llanes.

¿Qué esperas para conocer Asturias?

Bien reza el dicho que Asturias es España y lo demás es tierra conquistada. Gastronomía, cultura e historia se complementan con una naturaleza impresionante para obsequiarte muchos lugares simplemente espléndidos.

Con Kerala Viajes puedes hacer el mejor Tour por Asturias, paraíso natural y no quedarte con las ganas de conocer esta maravillosa tierra que es un gran ejemplo de la belleza ibérica.

¿Tienes alguna pregunta?