Lugares para visitar en Tailandia

Lugares increíbles de Tailandia.

Alrededor del mundo existen lugares maravillosos, llenos de magia y encanto; uno de ellos es Tailandia, un país que enamora a los cientos y cientos de turistas que van a ella para descubrir por cuenta propia las riquezas naturales, históricas y culturales con las que cuenta el país.

Sin duda los destinos turísticos de Tailandia son muchos, tanto que para conocerlos se requiere visitarlo más de una vez, y es que cada uno de sus parajes guarda un encanto irresistible. Viajar por Tailandia es aprender de su religión dentro de los templos sagrados que existen en el país, también es disfrutar de las bondades y riquezas que la naturaleza ha legado a Tailandia; y sobre todo es conocer una cultura distinta.

Existe gran variedad de circuitos por Tailandia y en cada uno de ellos es posible conocer un pedacito de este vibrante país. Si te estás preguntando cuáles son los lugares que debes visitar en Tailandia, ten la seguridad de que la respuesta puede ser variada. Es por ello que hemos decidido hacer una lista con los mejores lugares para visitar en Tailandia y entres en contacto con este precioso país.

Este es un famoso templo budista en la ciudad de Bangkok.
Wat Arun, Bangkok.

Bangkok

Cualquier ruta por Tailandia tiene que iniciar por Bangkok, el referente tailandés por excelencia. Al ser la capital del país su afluencia de gente y actividad es densa, por lo que es posible que a simple vista resulte un tanto caótica y poco atractiva. Y aunque la primera impresión cuenta mucho, hay que darle a Bangkok el derecho a réplica e internarse en ella.

En Bangkok se aprecia todo el colorido que tiene el país, sus mercados flotantes, edificios y monumentos históricos convierten a esta ciudad en uno de los destinos turísticos de Tailandia al que se debe llegar primero para empezar a conocer la cultura del sudeste asiático.

Desde su fundación no ha parado de crecer día a día hasta convertirse en lo que es hoy: una enorme urbe con un poco más de 10 millones de habitantes que ha mantenido la esencia de sus tradiciones adaptándose a los cambios de la modernidad: el Gran Palacio Real, el Templo Buda de Esmeralda o Wat Phra Kaeo, el Palacio Suan Pakkad, el Museo Nacional, el mercado de Chatuchak, la Torre Bayoke son solo algunos de los tantos recovecos que conocer en la ciudad que no te dará tiempo de recorrerlos todos en un solo viaje.

Este Palacio sirvió de residencia oficial para el Rey de Tailandia hasta medidados del siglo XX.
Gran Palacio, Bangkok.

Parque Nacional de Khao Yai

Hacer una visita a un parque nacional en Tailandia es una de las cosas que tienen que hacerse en este país; por ello hemos incluido el Parque Nacional de Khao Yai como uno de los lugares para visitar en Tailandia.

Se localiza muy cerca de la capital del país, por lo que, si haces una ruta por Tailandia, después de Bangkok este parque es una excelente opción. En sus instalaciones puedes realizar diversas actividades como excursiones por senderos bien delimitados por la jungla, caminos que te conducen hasta asombrosas cascadas y sitios donde mora la gran diversidad de animales que habitan la región.

Este es el primer Parque Nacional del país.
Parque Khao Yai, Nakhon Ratchasima.

Ayutthaya

Un lugar maravilloso para incluir en cualquier ruta turística por Tailandia es la preciosa región de Ayutthaya, que también se localiza cerca de la capital y se ubica junto al río Chao Phraya. Lo que descubrirás en esta ciudad es uno de los más antiguos complejos religiosos que se edificó durante el reino Siam, a finales del siglo XII.

Esta serie de Templos resguarda la vida religiosa por la que es reconocida Tailandia. El complejo se compone de templos y ruinas que en definitiva son de las más importantes para el país, aspecto que las convierte en uno de los destinos turísticos de Tailandia más representativos.

Los templos y ruinas forman parte del Parque Histórico de Ayutthaya, que por su trascendental pasado y los tesoros arquitectónicos que en él descansan fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es ahí donde reposa el famoso buda reclinado, y donde moran el majestuoso templo Wat Chaiwatthanaram y el Wat Phra Si Sanphet, considerado el más grande del parque, entre muchos otros hermosos templos que merecen bastante la pena ser visitados.  

Reconocido por la UNESCO, en el 1991 como patrimonio de la Humanidad, es un parque arqueológico.
Parque histórico de Ayutthaya.

Chiang Mai

Otro de los lugares para visitar en Tailandia es Chiang Mai, cuya belleza natural es innegable. La capital del norte o “la Rosa del Norte”, como también se le conoce, cuenta con gran cantidad de templos que la dotan de una atmósfera a la vez mágica, a la vez espiritual. Su nombre significa tal cual “ciudad nueva”, aunque de nueva no tiene nada, pues su fundación data del siglo XIII gracias a Meng Rai quien no sólo estableció ahí la capital, sino también instauró su fe y religiosidad fundando imponentes templos budistas que en la actualidad siguen en pie.

En esta antigua región conviven las culturas étnicas y las tradiciones de Tailandia junto a la modernidad y la naturaleza. Una vez que estés en Chiang Mai te sorprenderá la cantidad de cosas que hay que hacer y visitar, desde conocer los templos y pagodas más antiguos de la región hasta dejarse consentir en los centros de masaje tailandés.

Templo budista al Norte de Tailandia.
Templo Wat Phra Singh, Chiang Mai.

Los alrededores de Chiang Mai cuentan con montañas sagradas, como Doi Suthep y Doi Pui, cascadas y ríos por los que hay que hacer una excursión, para no solo adentrarte en la naturaleza sino también conocer a las diferentes tribus que aún residen en aquellos inhóspitos parajes conservando su cultura, misma que muestran orgullosos a los visitantes.

Tanto su parte urbana como sus inmediaciones son dignas de ser exploradas. Sin lugar a duda, Chiang Mai es un destino lleno de contrastes en donde podrás conocer de cerca la parte más religiosa, tradicional, natural y encantadora de Tailandia.

Pai

Pai es uno de los destinos que ha ido ganando terreno entre los turistas y mochileros como uno de los lugares turísticos de Tailandia. No es que sea muy grande, más bien, el pueblo es pequeño, sin embargo su gran atractivo reside en la tranquilidad de su hermoso valle y la portentosa naturaleza que lo rodea.

Situada muy cerca de Chiang Mai y Chiang Rai, es el sitio predilecto de los artistas y bohemios que no dudan en mostrar sus dotes artísticas en medio de la naturaleza. En Pai encontrarás paisajes hermosos rodeados de una atmósfera relajada, el sitio ideal para un masaje tailandés. Hacer un recorrido en por sus inmediaciones y llegar hasta la cascada Mo Paeng, la de Mae Yen, el Cañón y adentrarse en sus senderos rebosantes de vegetación tampoco es una mala idea.

Si eres intrépido y decides tirarte por la tirolesa podrás obtener una de las más preciosas vistas de la selva que literal quedará a tus pies. Y por supuesto, no hay que dejar de hacerle una visita a su mercado tradicional, donde además de encontrar artesanías, probarás lo mejor de la comida tradicional tailandesa.

Uno de los valles más hermosos y tranquilos de el mundo.
Campos de Pai.

Chiang Rai

Pequeña pero con gran encanto, la localidad de Chiang Rai se enarbola como otro de los destinos imprescindibles de Tailandia. Y aunque quizá no cuente con muchísimos sitios que visitar comparado con su vecina Chiang Mai, aquí por lo menos podrás disfrutar de sus atractivos (tanto naturales como arquitectónicos) sin tanto ajetreo ni aglomeraciones como en Bangkok o Chiang Mai.

La joya de Chiang Rai es el imponente Wat Rong Khun, también conocido como el Templo Blanco; este templo te dejará boquiabierto con sus dimensiones, su color y sus increíbles detalles que lo hacen único y especial. Te sorprenderá saber que a pesar de su encanto arquitectónico el templo aún no está terminado, cosa que durarás un poco cuando lo tengas frente a tus ojos.

A parte de este templo, que es el gancho para que los turistas en Tailandia le hagan una visita a Chiang Rai, en la ciudad también existen otros lugares que merecen la pena una visita tanto o igual que el ante dicho recinto, tal es el caso de Phra Tamnak Doi Tung, una preciosa villa construida en un colina desde donde el paisaje es fascinante; Phra That Doi Tung, donde se resguardan algunas reliquias de Buda además de ser reconocido por su vetusta edad; o el Wat Chet Yo, otro de los antiguos templos de la región.

Este templo es budista e hinduista, su construcción comenzó en el año 1997.
Wat Rong Khun.

No podemos dejar de mencionar sus riquezas naturales y a las diferentes tribus que moran en los alrededores a las cuales, al igual que en Chiang Mai, es posible conocer de ellas y de sus tradiciones. Al realizar una excursión por la naturaleza, hay que llegar hasta el río Kok y hacer una ruta de navegación por sus aguas o sumergirse en alguna terma caliente que se localizan a lo largo del río.  

La tranquilidad que reina en Chiang Rai se la debemos a Meng Rai, quien, después de la fundación de Chiang Rai, decidió que la capital se trasladara a Chiang Mai, dejando a Chiang Rai un tanto relegada y fuera del foco turístico de Tailandia. Por años quedó condenada a vivir bajo la sombra de Chiang Mai, lo cual, para los turistas, es una ventaja pues las riquezas con las que cuenta la localidad se disfrutan mucho más.  

Koh Tao

Nos vamos ahora hasta uno de los paisajes turísticos de Tailandia: Koh Tao, lugar al que arriban cientos de turistas para practicar buceo y disfrutar de los maravillosos destinos litorales que se extienden en la región.

Koh Tao es un verdadero paraíso natural, rodeado de lo mejor de la naturaleza con un ambiente relajado y tranquilo (aunque también festivo) en el que se disfruta sin más sumergido en sus preciosas aguas azules. Es catalogado como uno de los mejores destinos para practicar buceo, sobre todo si eres principiante, por la nitidez de sus aguas y asombrosa flora y fauna marina que coexisten en la isla.

Si lo que deseas es gozar de la playa, entonces te sugerimos que visites Thian Og Bay, Tanote Bay o Ao Leuk, que son de las más tranquilas; y su buscas fiesta entonces ve a Sairee. Existen algunas otras más a las que sólo puedes llegar nadando, así que si tienes buena condición no dudes en ir hasta ellas.

Conocidas por albergar muchos restaurantes, locales nocturnos y tiendas de buceo.
Koh Tao, Tailandia

Islas Phi Phi

En una ruta por Tailandia los destinos litorales no pueden obviarse, porque, aunque el país cuente con muchos de ellos, sería un error ir solo a uno. Por ello en tu viaje por tierras tailandesas hay que incluir en el itinerario a las Islas Phi Phi, que con el paso del tiempo se han ido convirtiendo en uno de los principales destinos en Tailandia que el turista escoge para vacacionar. 

El archipiélago de las Islas Phi Phi está formado por cuatro islas: Koh Mai Pai, Koh Yung, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh; además de dos islotes que son Koh Bida Noi y Koh Bida Nok. Ya decíamos que no hay que conformarnos con un solo lugar de playa y arena en Tailandia; por esta razón es que hemos colocado a las Islas Phi Phi en la lista, pues en ellas conocerás idílicas playas sin tener que moverte demasiado.

Además de su belleza y sus cautivantes paisajes, las Islas Phi Phi son famosas por haber fungido como el escenario perfecto de la película “La Playa”, protagonizada por Leonardo Di Caprio. Gran parte de la infraestructura turística se localiza en Koh Phi Phi Don, la isla principal; ahí se encuentran hoteles, comercios, restaurantes, bares, resorts e incluso escuelas de buceo. Mientras que en Koh Phi Phi Don la actividad es mucha, en Koh Mai Pai y Koh Young la vida es más relajada sin tanta afluencia de gente.

Conocida como el cielo en la Tierra.
Playa Maya Bay, Tailandia.
¿Tienes alguna pregunta?