Qué lugares visitar en Escocia

Escocia, Paraíso Natural y de Castillos.

Escocia es quizá uno de los destinos más reputados de Gran Bretaña, con tradiciones que la identifican como nación. Lo mires por donde lo mires Escocia es un país que sorprende por sus hermosos paisajes, su historia y su cultura.

La belleza natural que impera en el país la antecede, por ello no es de sorprender que cuando se piensa en Escocia se vengan a la mente imágenes de montañas, acantilados y enormes lagos. Pero también podemos hacernos una idea de su arquitectura y cultura al pasear por sus principales ciudades.  

En estas tierras mágicas donde las leyendas cobran vida lo mejor es trazar bien las rutas por los castillos, paisajes, templos, vestigios históricos y monumentos a la hora de está planificando el viaje ya que existen gran cantidad de lugares para visitar en Escocia, y es seguro que te puede resultar un tanto difícil decantarte por alguno en especial.

Por ello, te dejamos aquí una lista de los lugares que tienes que visitar por el país para que a la hora de visitar Escocia no te pierdas de nada y saques el máximo provecho a tu viaje por territorio escocés que dicho sea de paso quedó marcado por su pasado y ahora es víctima de su presente. Sin más, aquí te dejamos la lista de los destinos más representativos de toda Escocia.  

Catedral de St. Giles  

Conocida también como la catedral de San Gil, construido a partir del siglo XII.
Catedral de Saint Giles, Edimburgo.

Comenzamos nuestra recomendación de los lugares que visitar en Escocia con uno de los monumentos religiosos más importantes del país: la Catedral de St. Giles, también conocida como High Kirk.

Encontrarla por las calles de Edimburgo no es para nada difícil pues la Catedral se impone con su arquitectura gótica, su estatua del Duque de Buccleuch y su peculiar torre en forma de pico.

Después de quedar atónito con su portentosa fachada, explora su interior que es aún más espectacular; ahí hay que apreciar detenidamente cada detalle de estilo gótico con el que fue decorada y conocer la Capilla de la orden del Cardo. Pon especial atención a sus vidrieras que por restauraciones en el siglo XIX y XX fueron reemplazadas.

Catedral de Saint Andrews 

Son las Ruinas de lo que algún día fue la Catedral más grande de toda Esocia.
Catedral de Saint Andrews, Reino Unido.

La Catedral de Saint Andrews no son más que los vestigios de lo que antaño fuese el más grande recinto religioso y uno de los de mayor importancia; la visita a esa catedral es casi obligada pues, aunque ahora sólo quedan en pie sus torres que custodian los vestigios y las tumbas que moran en el área de la catedral, el lugar es maravilloso. No te será difícil hacerte una idea de toda la zona donde se erigía la catedral, pues los restos te irán marcando su espacio.

Una vez estando ahí puedes dar una vuelta por el pueblo que también es bastante recomendable y apreciar su arquitectura medieval, así como perderte entre sus calles en donde mercaditos, tiendas, cafeterías y restaurantes te esperan para que sigas disfrutando del pueblo.

Catedral de Inverness

La Catedral forma parte de el conjunto de edificios históricos.
Catedral de Inverness, Escocia.

A orillas del río Ness se alza majestuosamente la Catedral de Inverness, el principal centro religioso de la capital de las Highlands escocesas. Su edificación dio inicio en el año 1866 y fue terminada en 1869, la destreza con la que fue construida se nota de en su interior y en su fachada, misma que a simple vista luce un poco frugal, pero a medida en que te acercas comprobarás que no es así.

La arquitectura del interior de la Catedral te dejará pasmado con los capiteles de las columnas decorados muy sutil y grácilmente. Las dimensiones de la Catedral llaman la atención sobre manera, pues tan solo la nave central mide 27 metros de largo.  

Castillo de Stirling

Este Castillo se encuentra en un pico volcánico, 3 de sus lados están rodeados de acantilados.
Castillo de Stirling, Escocia.

En la mítica ciudad de Stirling donde según la leyenda los vikingos fueron ahuyentados por el aullido de un lobo, se encuentra el Castillo de Stirling, fortaleza que fue testigo de cruentas batallas y de la que aún quedan en pie sus murallas.

El castillo se yergue imponente sobre la colina escarpada desde donde aún custodia a la ciudad, lugar ideal para contemplar, desde sus miradores, los hermosos paisajes de toda la región. Al entrar al castillo la sensación de viajar en el tiempo hasta la época medieval te invadirá por completo.

El castillo alberga en su interior distintos parajes con los que conocer la historia de la ciudad. Ahí también se sitúa el Museo del Regimiento de los Highlanders, unas de las tropas más importantes y destacadas del país; el museo es una de las paradas obligatorias la interior del castillo.

Castillo de Eilean Donan

Fortaleza rodeada de un maravilloso paraje natural.
Castillo de Eilean Donan, Reino Unido.

Como si de un castillo de cuento donde tienen encerrada a la princesa se tratara, el Castillo de Eilean Donan se levanta sobre una pequeña isla en el lago Duich: para acceder a él hay que cruzar su precioso puente de piedra. Los paisajes que te ofrece este maravilloso castillo son en verdad majestuosos, tanto que han sido el sitio perfecto para rodar filmes como Braveheart.

No solo los paisajes y su ubicación hacen de este lugar un sitio especial, sino también las leyendas que lo han acompañado a lo largo de su historia; una de ellas la de Shamus en la que se relata el origen de su creación.

Convertido en todo un emblema de los Highlands, el Castillo de Eilean Donan es uno de lo lugares para visitar en Escocia que no debe quedar fuera de tu ruta por el país.

Isla de Skye

Este Castillo en el siglo XIX fue remodelado con un estilo medieval.
Castillo de Dunvegan.

Hay muchos lugares tan encantadores como imprescindibles en toda Escocia, y uno de ellos es la Isla de Skye, vale la pena llegar hasta ella y dar un recorrido por sus alrededores. Su pequeño pueblo pesquero, Portree es ideal para comenzar una excursión por su asombrosa fauna.

En la misma isla, cerca de Portree otro lugar para visitar en Escocia es el Castillo de Dunvegan, que llama la atención por ser uno de los castillos más antiguos del país que continúa habitado; por un poco más de ochocientos años ha albergado a los descendientes de los MacLeod. Sin embargo, es posible hacerle una visita para conocer su historia, así como preciosas antigüedades y sobre todo hay que disfrutar de sus enormes jardines.

Lago Ness

Lago famoso e importante ubicado en las Tierras Altas de Escocia.
Lago Ness.

Quién no ha escuchado hablar del temido Monstruo del Lago Ness que mora en las profundas aguas de este pasivo lago. Sea cierto o cuna completa mentira, la verdad es que dicha leyenda ha atraído a miles de turistas que llegan hasta él para tratar de sacarle una foto a Nessie, como se le conoce al supuesto monstruo.

Emprender la navegación por las aguas del Lago Ness es toda una aventura y todo el tiempo te invadirá la sensación de que en algún momento este colosal plesiosaurio podría emerger de las profundidades; no está demás decir que los paisajes que circundan el lago tienen gran belleza. Muy cerca de ahí se localiza el Castillo de Urquhart,otro lugar que se debe conocer y que junto con el lago son las principales atracciones de la zona.

Museo y Galería de Arte de Kelvingrove

Museo y Galería de Arte que cuenta con una de las mayores colecciones de arte cívico de Europa.
Museo de arte kelvingrove, Glasgow.

Si de algo estamos seguros es que el Museo y Galería de Arte de Kelvingrove, en Glasgow, te va a fascinar. De entrada, hay que hablar del lugar en donde se aloja este precioso museo que es nada menos que una enorme edificación de estilo victoriano que hace que el museo sea aún más destacable.

Pero ¿por qué lo ponemos en la lista de los lugares que visitar en Escocia? La respuesta es sencilla, por sus importantes exposiciones en las que no sólo encuentras pinturas, sino también artefactos curiosos como antiguas tazas de té, vestimenta del siglo XVIII y hasta un pequeño y encantador museo para niños.

Las colecciones artísticas que se exhiben en el museo van desde lo más representativo del impresionismo, hasta el alucinante posmodernismo. Monet, Picasso, Matisse, Van Gogh e incluso pintores más controversiales como Salvador Dalí tienen un espacio especial dentro de las salas de este enorme museo.

Capilla Rosslyn

Originalmente llamada Capilla de San Mateo
Capilla Rosslyn, Roslin, Midlothian.

Tan enigmática como hermosa, la Capilla Rosslyn es uno de los lugares imprescindibles a visitar en Escocia. Aquí se esconden secretos de los Templarios que según los relatos siguen siendo custodiadas por los Caballeros de la orden. La edificación de piedra es una auténtica joya en donde impera un aura espiritual; el lugar perfecto para esconder el Santo Grial, aunque en realidad no se sabe si estuvo ahí.

No hay que perder detalle de su decoración que está repleta de simbología y mensajes ocultos que esperan ser descifrados a la sombra de sus gárgolas y ángeles. Escenas bíblicas, esculturas paganas, curiosos relieves forman parte del atractivo visual de la capilla.

Quizá, una de sus piezas más apreciadas es el Pilar del Aprendiz cuya leyenda relata la historia del aprendiz que superó a su maestro a quien le invadió la envidia al ver el hermoso pilar.  Sumergida en el misterio la Capilla Rosslyn es ahora el escenario al que cientos de turistas acuden para dejarse eclipsar por su belleza.

Edimburgo

Capital Montañosa de Escocia.
Edimburgo, Escocia.

Y aunque ya hemos mencionado varios sitios de Edimburgo, no podemos dejar de hacerle una mención aparte a toda la ciudad debido a que es una de las más atractivas de Escocia; su historia y cultura son de gran importancia para el país.

Todo su centro histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; en su ciudad vieja es posible ver cómo el tiempo se ha sus pendido con sus construcciones medievales y su precioso Castillo que aún se encuentra de pie para dar de su pasado; mientras que su parte más moderna cautiva por sus hermosas edificaciones que desde el siglo XVIII mantienen su estilo.

Esta preciosa ciudad resguarda más de un monumento que puedes y tienes que visitar, además de diversos museos, catedrales, castillos, palacios de los que hay que disfrutar. Para empezar a conocer el país, en definitiva, hay que llegar a Edimburgo, un parteaguas que inicia la exploración por los lugares que visitar en Escocia.

¿Tienes alguna pregunta?