Republica Checa Tierra llena de historias

Visita República Checa, Tierra llena de Historias

Cuando piensas en la República Checa piensas en Praga. Y con toda la razón ya que Praga es una de las capitales con más encanto y belleza de Europa, la joya de la historia checa. Sin embargo hay vida más allá de Praga, y para que tu experiencia sea completa y puedas descubrir el auténtico encanto de la República Checa, has de visitar otras zonas del país y gozar de la riqueza cultural y natural que inunda muchas de sus ciudades.

El país está repleto de ciudades históricas, castillos antiguos y palacios espléndidos, catedrales majestuosas, balnearios glamurosos e iglesias maravillosamente decoradas. Además cuenta con una excelente gastronomía y con tradiciones populares muy curiosas. Es un país moderno, dinámico, accesible y seguro, que te ofrece vivir experiencias irrepetibles, tanto si buscas patrimonio cultural, vacaciones activas o turismo termal.
Lo mejor es que todo ello está a tu alcance, casi siempre, a menos de dos horas de Praga, por lo que es muy fácil completar una escapada a la capital checa con una excursión de 1 día a un sinfín de rincones mágicos con historia.

Kutná Hora, La Ciudad de Plata

Como ideas te proponemos conocer Kutná Hora, la ciudad de la plata y motor económico del país durante una época gracias a sus minas de plata. La riqueza que se extrajo de sus entrañas se vio reflejada en la arquitectura de esta ciudad que está protegida por la UNESCO.

Terezín, campo de concentración judío

Otro lugar que merece la pena visitar es el pequeño pueblo de Terezín, situado al noroeste de país, donde se escribió uno de los episodios más tristes de nuestra historia. Aquí fue construido un campo de concentración que, entre los años 1941 y 1945, fue utilizado de paso hacia los campos de extinción de Alemania y Polonia. El Monumento Nacional Cultural de Terezín recuerda esta horrible tragedia humana.

Los más bellos Castillos de la República Checa

Opta por visitar alguno de los muchos castillos que se encuentran repartidos por todo el país. Los hay de todo tipo, más grandes, más pequeños, pero si quieres ir a tiro fijo elige uno de los siguientes: el castillo Karlštejn, construido por el rey checo y emperador romano Carlos IV como una fortaleza inconquistable para guardar en él las joyas de la coronación de su Imperio y las santísimas reliquias; el castillo de Krivoklát, cuya cercana ubicación a la capital hizo de él un lugar estratégico para numerosos monarcas checos, que lo utilizaban para celebrar grandes festejos, pero también para albergar importantes reuniones diplomáticas; y el castillo de Konopište, que fue residencia de Fernando d’Este, el heredero al trono Austro-Húngaro y cuyo interior conserva perfectamente su ambiente de época.

Brno la Segunda Ciudad más grande de la República Checa

Y si tienes más tiempo, y buscas otra ciudad para quedarte al menos una noche, te recomendamos que visites Brno, la segunda ciudad más grande de la República Checa y una de las más dinámicas, gracias a su ambiente universitario y a su amplia oferta artística y cultural.

Olomuc, reserva monumental

Otra ciudad igualmente interesante es Olomouc, considerada, después de Praga, la reserva monumental más grande de la República Checa, con conjuntos escultóricos barrocos sin parangón, como la Columna de la Santísima Trinidad.

Ceský Krumlov, escapada romántica

Si lo que buscas es una escapada romántica a un destino que parezca un cuento de hadas, elige Ceský Krumlov, dónde te transportarás, en un periquete, a la Edad Media.

Plzen, la cuna de la cerveza

Y no nos olvidemos de Plzen (Pilsen), la cuna de la cerveza rubia, dónde podrás visitar distintas fábricas y degustar la maravillosa Pilsner Urquell, a la vez de disfrutas de su acogedor centro histórico presidido por la espectacular Sinagoga Mayor.

Circuitos destacados República Checa

Circuitos Praga

Escapadas Vuelo+Hotel destacado Praga

Escapadas praga

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
¿Tienes alguna pregunta?