Visitar China en 15 días

Visita la increíble China.

Pocos países pueden presumir de ofrecer un armonioso maridaje de cultura, historia, naturaleza, espiritualidad, tecnología y vanguardia, China es uno de ellos. Este país es enorme, ya sea que viajes a China por primera vez o sea la quinta, el país no dejará de sorprenderte con nuevos parajes; tan solo en ciudades como Shanghái, Beijing o Hong Kong, los sitios a visitar son muchos y todos igual de interesantes. 

Si estás pensando visitar China, lo mejor es comenzar por los sitios más icónicos del país; sin embargo, puede que no cuentes con muchos días para visitar todo el país del dragón, pero no te preocupes, aquí te dejamos una sugerencia de las cosas que puedes visitar en China en 15 días, y aunque sabemos que te serán muy pocos, este itinerario te ayudará a trazar una ruta por China para que aproveches los días al por mayor y conozcas lo mejor de este país asiático. ¿Estás listo?

 Arribo a Pekín: días 1, 2, 3 y 4

Comenzamos nuestra ruta por China 15 días llegando nada menos que a la capital del país, Beijing o Pekín, como quieras llamarle; una de las ciudades más grandes de China en donde las tradiciones y la cultura conviven en armonía con la modernidad.

Hay que empezar por conocer un poco de historia en La Ciudad Prohibida, un complejo de palacios que fue la morada de gobernantes de la dinastía Ming hasta la dinastía Qing y que en la actualidad es uno de los lugares más frecuentados del país; el conjunto te mantendrá tan entretenido que el tiempo se irá volando.

El siguiente lugar por explorar es el Templo del Cielo, el complejo es una construcción impresionante, un poco más grande que la Ciudad Prohibida y una parada obligatoria al visitar China. Después vamos hasta uno de los recintos más representativos del budismo, el Templo de los Lamas, y culminamos con un paseo por la plaza Tian’anmen y sus alrededores.

Reserva tus fuerzas para recorrer la Gran Muralla China, arquitectura de más de dos mil años de existencia y que fuera modificada por al menos tres dinastías. Toma tu tiempo para realizar la excursión y gozar del paisaje; ten en cuenta que es uno de los monumentos más visitados del mundo por lo que es probable que te encuentres áreas llenas de turistas, sin embargo, hay zonas que no son tan concurridas y que son ideales para tomarte la foto del recuerdo.  

Es hora de moverse un poco más e ir hasta Nanjing, una ciudad con mucho encanto, belleza natural y gran actividad comercial; te sorprenderá ver como la ciudad mantiene su parte antigua y a su vez es una moderna metrópoli. La visita obligada es el mausoleo de Sun Yantsen que se localiza en la ladera de las Montañas Purpúreas. Después hay que ir al Templo de Linggu para conocer la magnífica Pagoda Linggu.

Templo creado para adorar la cosecha y dar gracias por los frutos obtenidos.
El Templo del Cielo, China

Directo al futuro: días 5, 6, 7 y 8 

Los siguientes días en tu ruta por China en 15 días te espera Suzhou y sus adorables bonsáis; los canales que la circundan la han hecho merecedora del mote “la Venecia del Este”, así que lo primero que debes hacer es dar un paseo en góndola para conocer Suzhou desde otro ángulo. 

Después da una caminata por el Jardín Ou Yuan y el Jardín del Administrador Humilde, estos son muestra fiel de la portentosa arquitectura paisajística, legados históricos que ahora son Patrimonio de la Humanidad. Para conocer los principales atractivos de la ciudad es recomendable dedicarle al menos un día entero.

Es tiempo trasladarse a Shanghái una ciudad moderna y a la vanguardia, donde notarás inmediatamente el contraste con Pekín, esta última de aspecto más tradicional que la primera de aspecto un poco más futurista. La ciudad es uno de los destinos imprescindibles  que visitar en China en 15 días, por ello no podemos dejarlo fuera. 

La exploración por la gran urbe inicia en Pudong, la zona de negocios en donde se localizan sorprendentes edificios y rascacielos; una de las cosas que te recomendamos es que subas a uno de los rascacielos como el Perla de Oriente o la Torre Jin Mao, desde el punto más alto las vistas de la ciudad son únicas. 

Una vez que hayas bajado, ve al malecón de Shanghái, también conocido como el Bund, ahí toma una embarcación que te llevará a recorrer el río Huangpu y admira la ciudad; un tip es que el recorrido lo hagas al caer la noche, momento en el que la ciudad se ilumina y te hace viajar al futuro.

Al día siguiente ten un poco de paz en el Jardín de Yuyuan, al adentrarte en él descubrirás una piedra jade de 3 metros de altura, y es seguro que en tu camino llegarás hasta la Gran rocalla desde donde la vista panorámica del complejo es hermosa. Muy cerca del jardín, se ubica el Mercado Yuyuan donde lo recomendable es pasear por sus calles y admirar los edificios de estilo colonial.

Ciudad con atracciones familiares en China.
Pudong, China.

Descubriendo sitios arqueológicos: días 9, 10 y 11 

Aunque sabemos que te van a quedar ganas de seguir conociendo Shanghái, es tiempo de explorar otros destinos igual de encantadores: así que toca el turno de seguir la visita por la China milenaria e ir a la ciudad antigua de Luoyang en donde vas a conocer las Grutas de Longmen; estas cuevas budistas son un auténtico tesoro esculpido en piedra a lo largo de las montañas que te dejarán con la boca abierta.

Después de tu recorrido por las cuevas ve hasta uno de los templos budistas más antiguos del país y que debe ser explorado al visitar China: el Templo del Caballo Blanco, un lugar de estudio y espiritualidad en donde no sólo apreciarás la fina arquitectura de la estancia, sino también conocerás más acerca de la religión.

Nos trasladamos hasta Xian que llama la atención por su historia y su vetusta edad y que no podemos dejar fuera en nuestro itinerario de China en 15 días; la ciudad fungió como parada sustancial de la Ruta de la Seda, lo cual le dio la relevancia y notoriedad con la que cuenta hoy en día. Lo primero que hay que ver es la Muralla medieval, donde podrás hacerte una idea del tamaño de los ejércitos. 

Posteriormente, descubre la impresionante excavación de Los Guerreros de Terracota, ocho mil figuras de tamaño real que custodiaban, según la leyenda, el mausoleo del emperador Qin.

Haz un tiempo para visitar el Barrio Musulmán de Xian y entrar a la Mezquita y a la Torre Tambor; sin duda, esta visita te hará conocer y entender la multiculturalidad a la que ha estado sujeta la ciudad y el país. 

Grutas que contienen objetos budistas entre dos montañas.
Grutas de Longmen, Henan.

En conexión con el pasado: días 12 y 13  

Continuamos nuestra visita a China en 15 días y salimos de Xian para tomar el autobús con destino a otra ciudad histórica: Pingyao, lugar que te encantará por lo bien conservado de su aspecto medieval, sus antiguos edificios, sus templos y mansiones. Al llegar, ve directo al centro histórico rodeado de edificios tradicionales en donde se albergan hoteles, restaurantes y demás comercios.

La visita indispensable es la Muralla que cuenta con seis puertas y un poco más de setenta torres de vigilancia; desde la muralla las vistas de la ciudad son maravillosas. Cuando salgas de ahí ve al Templo de Confucio donde se alberga el Salón Dacheng que data del siglo XII. Si te queda tiempo puedes hacer una vista a otros templos como el Cheng Huang o el Templo Shuanglin.

na de las ciudades que mantienen la poca arquitectura original de las épocas Ming y Qing.
Pingyao, Shanxi.

Despidiéndonos de China: días 14 y 15

Hay que emprender el viaje nuevamente para llegar a Datong y explorar las increíbles grutas de Yungang, las más grandes de China. El siguiente sitio es el Templo Colgante que se localiza en la ladera del Monte Hengshan; el templo no sólo se caracteriza por su ubicación, sino también porque es el único dedicado a las tres religiones imperantes en China: taoísmo, confucionismo y budismo.

Para finalizar recorre el centro de Datong donde podrás conocer las pintorescas calles del poblado y degustar la deliciosa gastronomía.

Sin duda alguna hacer un viaje por China en 15 días es todo un reto, pues apenas se pueden conocer algunos de los sitios más hermosos del país. No obstante, siempre existe la opción de regresar y descubrir nuevos destinos haciendo un viaje a Asia por más días o simplemente volver a visitar China directa a un destino específico. 

Este Templo también conocido como Xuankong esta construido a 75 metros de altura cerca del Monte Heng.
Monasterio Suspendido, Shanxi.
¿Tienes alguna pregunta?