Cosas qué ver en París en 3 días, ¡Visitas que no puedes perderte!

Cosas qué ver en París en 3 días

Decir “París” trae una connotación natural de belleza, arte, cultura, buena mesa, historia y mucho más, porque París es eso…un paraíso de monumentos naturales como el Sena, Maravillas del arte en sus distintas manifestaciones como la torre Eiffel, Versalles, la obra de Rodin o todo el preciosismo del Rococó ¡Toda una exquisitez! Y así mismo, las muy especiales maravillas gastronómicas y el mundo del espectáculo actual o de época, como el “Molino Rojo” o la “Opera de París” y lugares que forman parte de la historia de la humanidad, donde el visitante se siente inmerso en el hechizo del encanto de ser parte de la historia, como las Catacumbas de los Templarios o la Tumba de Napoleón.

Por eso, París,  la ciudad de las luces, ayer, hoy y siempre, es un destino obligado para todo turista que sabe apreciar la clase y distinción de uno de los lugares más maravillosos del mundo entero, sino también, un lugar símbolo de belleza, elegancia y distinción.

De más está decir que son innumerables los sitios que pueden ser visitados y que para un recorrido completo de la ciudad, con todos sus encantos, serían necesarios muchos días, tal vez, semanas, pero sabiendo organizar el tiempo y haciendo una selección razonable de los sitios con los recorridos adecuados, es posible hacer una buena ruta y disfrutar el placer de lo vivido para que sea realmente inolvidable.

Pensando en un recorrido de tres días, a continuación  presentamos una propuesta de itinerario donde se han seleccionado elementos variados de acuerdo a los estimados de tiempo que se tienen para las visitas y que incluya un poco de todo lo mejor calculando que puedes contar con los tres días en su totalidad.

 

Primer día en París.

La Torre Eiffel, El Símbolo de París

Una visita obligada, si se visita París, es la Torre Eiffel, una maravilla de la arquitectura contemporánea, símbolo de Francia y su capital, ubicada en el Champ de Mars,  5 Avenue Anatole France, a la orilla del río Sena. Es una estructura de hierro pudelado, inicialmente llamada la torre de los 300 metros;  construida por el ingeniero francés Alexander Gustave Eiffel, para la Exposición Universal de París de 1889, su finalidad es servir como torre de observación y radiodifusión. Se inició en Enero de 1878 y fue culminada el 31 de Marzo de 1889. Es el monumento que cobra entrada más visitado del mundo.

Se pueden seleccionar distintos horarios para a visita, pero aquí te presentamos como propuesta la de las 10:00 am, tomando en cuenta el tiempo que se requiere en el hotel, en la mañana, el desayuno y demás.

Es importante llegar entre 15 y 30 minutos antes para hacer la cola de espera a la antes de subir, que toma aproximadamente 15 minutos promedio. Se recomienda, para aprovechar la mejor vista, subir directamente al nivel 3, en la segunda panta, ir directamente a la 1ª y 2ª plataformas para poder contemplar desde allí la hermosa vista de los Champs de Mars y la vista de Les Invalides, el museo del Louvre, la Catedral de Notre Dame y otros monumentos  emblemáticos. El recorrido dura aproximadamente 2 horas, con lo cual, se estima la salida aproximadamente a las 12:00m.

Puede tomarse como opción para el almuerzo, la misma torre Eiffel, o bien, salir a comer en cualquiera de las múltiples opciones que ofrece la zona.

Ubicación: Champ de Mars,  5 Avenue Anatole France

Tiempo de recorrido: 2 Horas.

Catedral de Notre Dame, La Catedral Gótica de París

Notre Dame, una obra maestra de la arquitectura Gótica Francesa. Principal centro ceremonial católico de París por 7 siglos.

Esta maravilla arquitectónica del arte gótico fue construida entre el 1163 y el 1345, ha vivido varias reformas en su estructura; sufrió modificaciones a finales del siglo XVII para hacer de ella una estructura más Barroca y menos Gótica, estos cambios implicaron la destrucción de vitrales y la colocación de 77 cuadros de artistas de la época como por ejemplo Sébastien Bourdon.

En 1844 la catedral vive una nueva modificación principalmente en su estructura física que incluye cambios en sus ventanas y rosetones, sustitución de los arbotantes y colocación de nuevas estatuas, todo esto con el objeto de eliminar los daños sufridos durante la Revolución Francesa.

Aunque ha habido otros cambios donde incluso se reformaron sus capillas, los anteriores han sido las más relevantes. En 1991 vive su proceso de restauración más reciente el cual no implica cambios en su estructura ni decoración.

Dentro del recorrido no debe dejar de visitar las dos torres y subir a lo alto de ellas para disfrutar de sus 69 metros de alturas lo que le regalará unas preciosas vistas de París. Estas torres albergan secretos maravillosos y cuentan con rincones cargados de historias míticas como el campanario donde vivió el Jorobado de Notre Dame.

Es necesario tener buena forma física, pues el recorrido es enteramente a pie, la catedral no dispone de ascensor y necesitará subir 387 escalones para llegar a las torres.

Ubicación: Isla de la Cité, IV Distrito de París

Tiempo de Recorrido: 3 Horas (mínimo). La Catedral cuenta con visitas guiadas en inglés y español.

Entrada: Adultos 8,50 € Niños gratis (no incluye entrada a la cripta). Horarios de Lun a Vie de 8:00 a 18:30 y Fines de Semana de 8:00 a 19:15

 

El Panteón de París.

Llegar al Panteón de París tras salir de Notre Dame es muy simple, se puede cruzar la plaza, se gira por la Rue de la Cité, tomando el Boulevard du Palais y cruzando de puente  de Saint Michael (una excelente opción para la cena) se recorre hasta llegar a la Rue Souffot, donde se encuentra el Panteón de París, este recorrido y la visita del Panteón tomará probablemente alrededor de  otras dos horas.

Fue construido entre 1764 y 1790, lo que lo convierte en uno de los monumentos más antiguos de París, incluso anterior a la Torre Eiffel. Su estilo es una mezcla entre lo gótico y lo griego.

La visita se efectúa en dos etapas, la primera es el recorrido del edificio propiamente hablando y el segundo recorrido sería la visita al a cripta y recorrer en medio de las tumbas de personajes tan relevantes de la historia francesa como lo son Víctor Hugo, Voltaire o Alejandro Dumas entre otros.

Ubicación: Barrio Latino, Place du Pantheón.

Tiempo de Recorrido: 2 horas mínimo.

Entrada: Adultos 8,50€ y niños gratis.

Segundo día en París.  

Iglesia de los Inválidos.

El segundo día, luego del desayuno y contando nuevamente a partir de las 10:00am, sugerimos la partida desde la Iglesia de los Inválidos o Iglesia Saint Louis Des Invalides, a la cual se puede llegar desde las paradas del metro: Inválidos, Varennes y la Tour-Maubourg, bajo la cúpula central de esta iglesia, se encuentra la Tumba de Napoleón Bonaparte.

Junto a los Inválidos se encuentra el Museo de Rodín, donde podrá apreciarse la magnificencia de la obra de este escultor naturalista.

Luego del recorrido por Los Inválidos, Cruzamos la explanada de los Inválidos, para llegar al puente de Alexander III. Siguiendo recto, se pasa entre en Grand Paláis y el Petite Palais, que vale la pena deleitarse admirando un rato. Para el almuerzo pueden tomarse diferentes opciones que ofrece el área.

Al tomar la avenida Churchill se llega a los Campos Elíseos, cuyo nombre se refiere a la “Elysian Fields” donde las almas yacen felices tras morir, según la mitología griega. A mitad del siglo XIX fueron inaugurados y son una zona de tiendas, alta costura, joyas, antigüedades y además se encuentra el Palacio Elíseo, residencia oficial del Presidente Francés.

El siguiente recorrido recomendado es visitar de Arco el Triunfo, símbolo de la nación francesa en la plaza circular de Charles de Gaulle, parte alta de la avenida de los Campos Elíseos. Allí se honra a todos los que lucharon por Francia, en particular en las guerras francesas Napoleónicas. Tiene inscritas todas las guerras francesas y los nombres de los generales implicados.

Es la ubicación de la tumba del Soldado Desconocido, que conmemora a aquellos perdidos en la 1ª guerra mundial. Tiene 50mts de altura, 45mts de ancho y 22mts de profundidad.

Retrocediendo por los Campos Elíseos se llega, luego de aproximadamente 30 minutos, a la plaza La Concordia, donde puede admirarse el Obelisco de Luxor, al este de la plaza está el Jardín de la Tullerías. Los Campos Elíseos ofrecen excelentes opciones para la cena.

El Jardín de las Tullerías consta de 28 hectáreas. Estos jardines fueron diseñados a mediados del siglo XVII por André Le Notre el aficionado del jardín de Versalles. Fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Al sur se encuentra la Asamblea Nacional y al norte la Iglesia de Madeleine.  Caminando en dirección a Madeleine se recorre la Rué de Royale, una de las calles comerciales más famosas de París. Retrocediendo se encuentra la calle Saint Honoré a la izquierda. Allí a mano izquierda, está la plaza Vendome, donde está la columna copia de la columna de Trajano, en Roma.

Saliendo de la Plaza, por el mismo camino, recto están los Jardines de las Tullerías en cuyo recorrido se encuentra el museo del Louvre, un excelente destino para iniciar el tercer día.

La noche del segundo día es ideal para disfrutar de un maravilloso recorrido por el río Sena: que consta de 560 km navegables. Ruta comercial lucrativa que permitió a París ser prospero aun desde los tiempos de Imperio Romano.

El puente más antiguo que lo atraviesa es el Puente Nuevo, que data de 1607 y el más reciente es el Puente Charles de Gaulle, finalizado en 1996. La mayoría de os monumentos más famosos de París se encuentran en las márgenes de este maravilloso y espectacular Rio, como son: Notre Dame,  El museo del Louvre, la Torre Eiffel, entre otros. Su recorrido dura entre 75 minutos y dos horas, según el recorrido que se elija.

Tercer día en París. Cierre magistral de un recorrido fantástico

El museo del Louvre cuenta con 60.000mts cuadrados de espacio de exposición. Es uno de los más grandes de mundo con más de 380.000 objetos y más de 35.000 obras de arte, antigüedades y obras de arte, patrimonio de la humanidad como La Mona Lisa. Un recorrido moderado, comprende entre 2 horas y media y 3 horas, pudiendo llevarse hasta 7 horas, pero lo ideal es poder abarcar otros sitios de interés.

Saliendo del Louvre por la parte Norte, si se toma la avenida la Opera, se llega a la Opera de París, esa calle fue construida por Napoleón  III para comunicar el Louvre con el Palacio Garnier, nuevo edificio de La Opera. Rodeando el edificio, se llega al Boulevard Haussman, donde están las galerías La Fayette y Printemps, una maravilla si se sabe apreciar el arte.

Caminando en dirección hasta el metro Grandes Bulevares, se encuentra el Hard Rock Café y el Maravilloso e incomparable Museo de Cera Grévin. El siguiente destino es Montmartre, que se encuentra en la parte alta de París, con montones de escaleras coronadas en la cima con la Catedral Sacré, sobre París. En la Colina está también el antiguo Saint Pierre de Montmartre, otra iglesia, en la cual se encuentra la fundación de los Jesuítas. El recorrido es de aproximadamente 2:30 horas (hasta 6 horas). Este es el barrio más bohemio de París, cargado con la fuerza del impresionismo francés.

Otra opción es caminar por la Rue Montmartre  hasta la plaza Blanche donde se encuentra el Moulin Rouge, visitado la noche anterior. De allí, se disfruta del Boulevard ChiChy, zona bohemia con mucha vida nocturna y numerosas tiendas. Hacia el este de este Boulevard se llega a la parada del metro Anvers donde está el Funicular de Montmartre, que sirve para evitar las 200 escaleras y subir más rápidamente.  En lo alto, está la basílica del Sagrado Corazón, más allá la plaza de Tertre.

En lo que queda de la tarde, para cerrar el recorrido, el destino obligado es el Palacio de Versalles. Creado por Luis XIV, quien trasladó la corte y el gobierno de Francia de París a Versalles en 1682. Luego de la Revolución Francesa ya no era el centro de poder y posterior a 1830 se convirtió en el Museo de la Historia de Francia. Este maravilloso palacio es una verdadera obra de arte en su arquitectura, pero también       por todo el artístico decorado que se encuentra y las obras que contiene del más fino barroco francés.

En su recorrido, son puntos de parada obligada: la Galería de los Espejos y el Gran Trianon, entre otros sitios, además de los extensos jardines y la propiedad de María Antonieta. Fue declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad y su recorrido total puede abarcar hasta 9 horas, pero puede reducirse a 3 horas y quedar satisfechos con la experiencia increíble que implica visitarlo.

Dependiendo del tiempo el cual se disponga, si el recorrido a Versalles no es muy extenso se recomienda finalmente  incluir las Catacumbas de París. Son Catacumbas, que fueron creadas en 1785 para resolver el problema de los cementerios desbordados por lo que se exhumaron los huesos de los cadáveres y se los reubicó en los túneles de varias canteras en desuso.

Constan de 20mts y contienen 6 millones de Parísinos. En la segunda guerra mundial, sirvieron estas catacumbas de cuartel general de la resistencia. Su recorrido se hace en aproximadamente 2 horas.

Un tip adicional para quienes tienen ganas de más al caer la noche en cualquiera de nuestros tres días de visita a París es visitar el Moulin Rouge.

Moulin Rouge

Es un cabaret lleno de historia, inaugurado  en 1889 por Joseph Oler y Charles Zidller. Consta de Cuenta con pista de baile, espejos, y preciosos decorados, espectáculos al estilo del Cancán Francés y música original. Este lugar fue inmortalizado por el pintor Henry Toulouse Lautrec.

Si no ha cenado aun, puede hacerlo deliciosamente en este lugar, pero en especial, lo ideal es disfrutar el espectáculo que dura alrededor de 105 minutos, se recomienda la función de las 9:00 pm, pero lo importante es reservar con bastante tiempo de antelación, porque las entradas se agotan rápidamente cada noche.

4.50 avg. rating (87% score) - 2 votes
¿Tienes alguna pregunta?